Blog

HomeVendimiaLa vendimia en Noemí Wines

La vendimia en Noemí Wines

Septiembre llega y, como cada año, viene cargado de ilusión, nervios y emoción. Es tiempo de escuchar a la tierra y recoger sus frutos. Es tiempo de vendimia. En Noemí Wines entendemos este proceso como un ritual en el cual tierra y ser humano se fusionan con un claro objetivo, crear vinos con alma propia. Las mejores uvas son seleccionadas y recolectadas de manera manual para así garantizar la mejor calidad en nuestros vinos.

 

Nuestro empeño en mimar las viñas no es fruto del azar. Catorce generaciones dedicadas a la viticultura dejan un legado fascinante. Es por ello que seguimos llevando a cabo técnicas familiares ancestrales, basadas en la agricultura biodinámica. Eso es lo que nos hace diferentes. Este tipo de agricultura pretende lograr el equilibrio con el ecosistema, conservar la diversidad biológica y restaurar la actividad microbiana del terreno, evitando el uso de cualquier clase de fungicida o producto químico. Pero no todo queda ahí. La agricultura biodinámica se caracteriza por seguir el calendario lunar y astronómico con tal de respetar los ciclos naturales de la tierra.

 

El resultado de todo ello es una uva de excelente calidad y gran expresividad. Eso, unido a una privilegiada localización geográfica como es Fuenterrobles, ubicada en la comarca de Utiel-Requena, hace que nuestros vinos posean una personalidad única. Hablar de Utiel-Requena es hablar también de su variedad estrella, la uva Bobal, autóctona de la zona. Su elevado potencial enológico permite que los vinos posean unas cualidades organolépticas excepcionales, siendo vinos de un color, cuerpo y sabor intensos.

 

Esta combinación de factores (variedad de uva, localización y tipo de agricultura) solo tiene sentido si parte de algo tan sencillo y personal como es el amor por el terroir y la tradición, y el respeto a la naturaleza. Noemí Wines es una apuesta personal, fruto de la ilusión de una niña que creció entre viñedos. Es más que una bodega. Es una forma de sentir, de vivir el arte de producir vino.

 

¿Nuestro mayor deseo? Transmitir esta pasión y acariciar los sentidos de todo aquel que disfrute de nuestros vinos.

Una experiencia tan fascinante solo puede emanar de la tierra.